top of page

¿En busca de una guardería y colegio para tu hijo?Aquí te damos algunas recomendaciones para escoge

Tal vez, una de las decisiones más complejas y al mismo tiempo más trascendentales, que como padres de familia debemos tomar, es la educación de nuestros hijos. Es escoger, inicialmente, la guardería y el colegio, así como el tipo de educación que queremos para ellos. Pues en la actualidad es cada vez más común ver muchas instituciones educativas con metodologías diferentes. Y en medio de tanta información y tantas voces que nos dicen qué sería lo mejor para nuestros hijos, podemos colapsar y vernos un poco perdidos.


Es por ello que, en este artículo, queremos hablarte sobre las metodologías más comunes y darte algunas recomendaciones que podrían ayudarte a tomar la mejor decisión.


Educación tradicional

La pedagogía tradicional es la primera forma de educación que existió. Y con los años ha ido evolucionando. Ahora el estudiante es más participativo y crítico; sin embargo, el rol del maestro es muy importante pues es él quien transmite y guía el proceso de aprendizaje.


Durante cada periodo y año escolar se deben cumplir ciertos objetivos y su cumplimiento se mide a través de exámenes y calificaciones.


El año escolar está compuesto por materias y bloques de contenidos.


La educación tradicional facilita los procesos de memoria, fomenta la conversación, el debate, el razonamiento lógico y el pensamiento crítico. Posibilita la transmisión de conocimiento, estimula el esfuerzo personal, la tradición oral, ejercita la escucha activa, el relacionamiento con otros. Y ve en el adulto, la autoridad y el respeto.


Metodología Montessori

El niño es el protagonista de la educación. Aquí prima la individualidad, la autonomía y la capacidad de aprender por sí mismo.


El profesor es un orientador y observador que vela por ofrecer un entorno adecuado y respetuoso.


Las actividades están enfocadas y adaptadas al ritmo de cada niño, permitiendo el desarrollo de la creatividad, el pensamiento infantil e invitándolo a que por sí solo descubra el mundo.


Cada niño tiene la libertad de escoger la tarea que más le motive, sin la intervención del adulto o maestro, por eso no hay instrucciones ni reglas.


Este método, bien aplicado, estimula el desarrollo cognitivo, la creatividad, imaginación, memoria, atención, pensamiento y ganas de aprender de forma continua e ilimitada.


Metodología Waldorf

Esta puede tener ciertas características en común con la metodología Montessori; sin embargo, tienen sus diferencias. En esta, el trabajo manual y artístico son la clave para el desarrollo.


Mientras que en Montessori tiene como base la observación y la ciencia, el método Waldorf, piensa en la espiritualidad y el alma.


Aquí el niño y sus ritmos también se respetan. Se fomenta, sobre todo, el grupo cooperativo y el trabajo en equipo. Se trabaja por septenios: de cero a siete años, de siete a 14 años y de 14 a 21 años. Durante los dos primeros septenios tienen un solo profesor que los acompaña y guía. Ya para el tercero, tienen muchos profesores especializados en cada rama de la educación.


En el primer septenio, el niño experimenta el mundo y aprende principalmente a través de la actividad y los estímulos físicos. En el segundo septenio el niño está listo para iniciar su vida escolar, en donde el profesor lo acompaña a descubrir el mundo del conocimiento. Y en el último, cada jóven se empieza a ubicar en el mundo exterior como persona receptiva y consciente de la época en la que vive y de las realidades del mundo actual.


Los padres de familia o adultos encargados tienen un papel fundamental, pues la guardería y el colegio son la extensión de lo que se vive en la casa y no al revés. Por ello, es necesario que exista una coherencia, empatía y constante comunicación con los hijos y con los educadores. Así como asistir a todas las actividades que realice la institución.


Estas son solo tres, tal vez, las más comunes de las metodologías que existen en la actualidad. Es importante que como padre y adulto, investigues más a fondo sobre cada metodología, pues esto, es solo un abrebocas a cada una.


Pregúntate:


  • ¿Te es indiferente la distancia de la casa al colegio? ¿Te importa si está cerca o lejos?

  • ¿Necesitas que tu hijo esté la mayor parte del tiempo en el colegio? ¿O puedes estar con tu hijo la mitad de la jornada?

  • ¿Para ti es importante que un colegio sea religioso?

  • ¿Te preocupa el tema de la ideología de género?

  • ¿Qué buscas, principalmente, para la educación de tu hijo? Para ti, ¿qué aspectos son más importantes? Haz una lista


Y por favor, piensa en la personalidad, habilidades y destrezas de tu hijo. Eso es súper importante a la hora de escoger el tipo de educación en la que lo vas a iniciar.


Visita los colegios y guarderías que te llamen más la atención, habla con los directivos y profesores, busca referentes de estudiantes que estén o hayan estado en esas instituciones y cerciórate que efectivamente esos colegios y guarderías si cumplan con los estándares de la metodología de estudio por la que te inclinas para tu hijo. Pues son muchas las que dicen que trabajan en ellas y pocas las que siguen lo estipulado.


¿Cuál otro método de educación conoces? Cuéntanos en los comentarios y así nos ponemos en la tarea de indagar sobre estos.




4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page